12 de noviembre de 2012

Menudas Verduras: Crepes de las verduras del caldo con garbanzos


Tenía que hacer la cena y no había pensado en nada en concreto. Me quedaba poco rato para prepararla porque estuve bastante liada haciendo otras cosas y se me echó el tiempo encima. Así que abrí la nevera a ver qué podía improvisar y, secretamente esperando que hubiera algo medio hecho en un tupper. Lo había: las verduras sobrantes del caldo que había cocinado dos días antes. Léase patatas, zanahorias, apio, chirivía, cebolla, puerro... guisadas, es decir, sin mucho sabor. Me dije "las vamos a cenar, si, si, pero para que Teo las coma, tengo que hacer que ni se parezcan a lo que son ahora mismo". Un reto, verdad?

¡Pues no tanto!

Ingredientes:

Para el relleno:

Como ya os he dicho, verduras y hortalizas variadas, las que tengáis sobrantes del caldo (haced caldo!! Que en invierno resucita nuestros cuerpitos a medio congelar!!). Si no tenéis caldo y os apetece hacer la receta, pues lo mismo, lo que encontréis en vuestra nevera: patatas, calabacín, berenjena, zanahoria, brócoli, a vuestro gusto, pero sin olvidar que tendréis que guisarlas previamente antes de comenzar a seguir estos pasos, o saltearlas directamente, que también quedará rico.

- 3 cucharadas soperas de garbanzos en conserva
- 1 bote de tomate natural
- aceite de oliva, sal, pimienta
- tomillo, orégano

Para los crepes (4 raciones):

- 1 huevo
- 120 ml de agua
- 120 ml de leche
- 100 gr de harina
- 1 cucharadita de azúcar
- Una pizca de sal


En una sartén con un chorrito de aceite de oliva caliente, ponemos nuestras verduras previamente troceadas. Trocitos pequeños mejor, cuanto más picaditas estén, más fácil resultará que les guste a los nenes. Las iremos removiendo con frecuencia para que todas cojan sabor. Cuando se hayan dorado ligeramente, salpimentamos. Volvemos a remover, y añadimos tomillo y orégano al gusto. 


Removemos de nuevo, y tras un minuto o dos, añadimos el tomate natural. Mezclamos bien y lo dejamos cocinando durante 10-15 minutos a fuego lento, el más bajito, vigilando que no se nos pegue. Si hace falta, removeremos de nuevo tanto para que coja sabor como para que no se nos pegue.

Mientras se cocinan las verduras en el tomate, podemos hacer la masa de los crepes, que no lleva sino un par de minutos. Ponemos todos los ingredientes en un bol, y los mezclamos con una varilla manualmente, o con la batidora eléctrica. Una vez tengamos la poción mágica (porque lo es, ñam!), la dejamos reposar unos 25-30 min en la nevera. Mientras reposa, acabaremos nuestras verduras. Tras los 15 minutos a fuego lento, añadimos los garbanzos, y lo volvemos a tapar, dejándolo otros 5-10 minutos para que se mezclen bien los sabores.


Pasado este tiempo, sólo nos queda separarlo del fuego y sacar nuestra masa de crepe del frigorífico. En una sartén limpia y que no se pegue, calentamos un poco de aceite de oliva, y cuando esté caliente vertemos sobre el fondo un buen chorro de la masa. Lo hacemos sobre el centro, como de unos diez centímetros de diámetro, y movemos la sartén para que la masa se extienda por todo el fondo. De esta manera, el crepe quedará ligero. Si echamos mucha masa, quedará muy grueso. Esperamos, con fuego medio-fuerte, a que se solidifique un poco y en ese momento, aún estando la masa un poco cruda, añadimos sólo en la mitad del crepe unas cucharadas de nuestras verduras con tomate. Esperamos un poquito más, y cuando la otra mitad la veamos cocinada, doblamos el crepe para cerrarlo. Esperamos a que se dore un poco y ya está listo para servir.


Esta cena fue todo un éxito, os lo aseguro, nos encantó a los tres y repetiremos!!

4 comentarios:

  1. Yo quiero!!! Gracias pie la receta la pasare a quien corresponda jijiji

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, tú a quien lleve el delantal en casa!

      Eliminar
  2. ¡Que apañada eres! :P para que no te vuelvas loca con el crepe busca las "tortillas" de harina de Bimbo :P y voilá en méxico se llaman quesadillas... ¿no quieres adoptar a Critter de tía virtual cocinitas? ¡que maravilla! un besote desmadroso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja! La adopto encantada, pero sólo a ratos eh? que todavía no me veo con más de uno! Para cocinar y enguarrar a tope la cocina, cuando quieras!!
      Me encantan las quesadillas, también las usamos en nuestros trucos. Aunque el crepe tiene un hueco especial en casa que era la especialidad de mi chico cuando lo conocí (junto con los macarrones... cosas de los veinte años, ya sabes).

      Gracias por pasarte! Oye, y si pones en práctica alguna receta con tu toque desmadroso, avisa para verla!!! Un beso grande

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...